Usar puntuación: / 8
MaloBueno 
Modificar el tamaño de letra:

Como bien sabéis ya que lo pusimos mucho por las redes sociales, el pasado Viernes 11 de Noviembre tuvo lugar en Santander una charla sobre meteorología a cargo del Jefe del Servicio de Relaciones Internacionales de AEMET, Manuel Palomares.

Los que tuvimos la suerte de ir a escucharle, pudimos ver una charla muy entretenida que nos condujo desde los orígenes de la Meteorología en España hasta la actualidad.

Pues bien, agradeciendo de antemano a Manuel Palomares su predisposición para mandarnos por mail parte de los archivos gráficos que allí expuso, nosotros nos vamos a centrar en contaros lo mejor posible un aspecto que quizá poca gente sabe sobre el famoso incendio que destruyó parte de nuestra querida ciudad de Santander entre el 15 y 16 de Febrero de 1941, aportando además datos gráficos que estamos seguros que no van a dejar indiferente a nadie.

Si indagamos un poco por Internet o si tenemos la suerte de conocer a alguien que estuvo en aquella época cerca del incendio, sabremos que fue el incendio más demoledor en la historia de la ciudad de Santander siendo necesarios para conseguir extinguirlo bomberos de Bilbao, San Sebastián, Palencia, Burgos, Oviedo, Gijón, Avilés y Madrid. Se originó la noche del día 15 y a pesar de los esfuerzos, hasta el día 17 no pudieron controlarlo y ahora, vamos a explicaros porque.

Sin entrar en mucho detalle de las consecuencias, porque no es lo que nos interesa en ésta noticia, diremos investigando un poco que el resultado fue la destrucción casi completa de la zona histórica de la ciudad, es decir casi la totalidad del casco antiguo de la ciudad, afectando, sobre todo a la Vieja y Nueva Puebla y a edificios más modernos levantados en su recinto. Desaparecieron fundamentalmente edificios de viviendas en gran parte ocupadas por clases populares. El incendio destruyó la mayor parte de la puebla medieval, el total fueron 37 calles de las más antiguas de la ciudad que ocupaban 14 hectáreas, lo que supuso la desaparición de 400 edificios mayoritariamente destinados a viviendas (2.000 aproximadamente) y comercio.

Fuente de la imagen: wikipedia

Fuente de las imagenes: Manuel Palomares, Jefe Servicio de Relaciones Internacionales de AEMET

 

El motivo real de que hagamos ésta vuelta al pasado es que en muchos medios cita como se originó el fuego y porque fue tan devastador y es donde ahí entra la meteorología ya que como bien dicen una vez que empezó el incendio, la propagación fue veloz gracias a vientos de componente sur/sureste. Cito a continuación un fragmento sacado de wikipedia sobre ésto que acabo de comentar:

"El elemento desencadenante de la catástrofe fue el fuerte viento de dirección sureste que, desde la tarde del día 15 azotó la ciudad, alcanzando momentos de máxima velocidad los 140 kilómetros por hora, acompañado por una depresión atmosférica de gran intensidad. El incendio se inició en la calle Cádiz,1 en las proximidades de los muelles, y avivado por un fuerte viento Sur, las llamas alcanzaron pronto la Catedral que, por estar situada en la zona más alta, se convirtió en un potente foco difusor del fuego hacia las calles próximas.Los orígenes del incendio no quedan detallados en la información de la época. Se sabe con casi total certeza que se inició en la calle Cádiz, pero el objeto desencadenante varía según la fuente. Unos aluden a una chimenea del número 20 de esa misma calle, otros un cortocircuito, y algunos textos localizan el origen del incendio en el número 5. A partir de ahí, el fuego se extendió rápidamente al número 15 de Ruamayor, avivado por el fuerte viento Sur"

A partir de aquí es donde podemos aportar datos que nos mostró Manuel Palomares en la charla que seguramente pocos hayan visto. Y es que según algunos mapas de reconstrucción realizados, tuvimos una potentísima borrasca que se puede decir que se trató de una ciclogénesis explosiva ( Solsticio explica perfectamente que es esto en su pequeño rincón de nuestra web : http://www.meteosal.com/index.php/rincon-solsticio/122-articulo-5-ciclogenesis-explosiva-definicion-y-formacion.html ) en toda regla y de las gordas. Se han visto mapas en los que el núcleo de la depresión estuvo en los 960 milibares.

Nos hemos ido al archivo histórico de reanálisis de superficie de la web de Wetterzentrale y hemos buscado un mapa de esa fecha, en concreto del día 16 de Febrero de 1941: 

Fuente de la imagen: WetterZentrale

 

Como vemos marca un núcleo de presión mínimo de 975 mb en ese mapa, pero se cree como dijimos antes, que la borrasca fue incluso más profunda en algunas horas de esos 2 días. Increíble también si nos fijamos en la gran amplitud del radio de acción de la borrasca, afectando de lleno a España, Francia y las Islas Británicas .

Fuente de la imagen: Manuel Palomares, Jefe Servicio de Relaciones Internacionales de AEMET

Sin duda, cuando más nos afectó a nosotros la incidencia de los vientos fue cuando su núcleo estuvo cerca de Galicia, ya que desde ahí nos favorecía la llegada de vientos del Sur/sureste muy marcados, con mucho recorrido, cálidos y muy virulentos. Ayudando además a que la humedad estuviera por los suelos, facilitando así un ambiente tremendamente seco.

Fuente de la imagen: Manuel Palomares, Jefe Servicio de Relaciones Internacionales de AEMET

Su núcleo hizo un recorrido llegando desde el Noroeste de Galicia para pasar seguramente, muy cerca de Asturias, Cantabria y ya en el País Vasco comenzar un ascenso hacia el continente Europeo donde se empezó a debilitar y empezó a cambiar la componente de los vientos, favoreciendo poco a poco la labor de extinción de los bomberos. Como vemos en éste mapa de la época sacado por el Instituto británico de meteorología, dieron un mínimo de 960 mb de presión con rachas sostenidas de 140 km por hora y según gente del lugar y de la época, con alguna racha puntual cercana a los 200 km por hora.

Os ponemos una imagen más para documentar lo que se prevee que fue la trayectoria de la borrasca:

Fuente de la imagen: Manuel Palomares, Jefe Servicio de Relaciones Internacionales de AEMET

Es más, pensamos (ésto ya es teoría nuestra) que si el fuego se originó el día 15 por la noche y hasta el día 17 no pudieron controlarlo, lo más probable es que la borrasca se desplazara relativamente despacio para lo que éste tipo de fenómenos nos tiene acostumbrados.

Nos gustaría que os fijárais bien en la foto anterior, en concreto la 4, ya que como véis, es muy poco probable que la trayectoria de la borrasca desde la foto 3 a la foto 4 no fuera la ahí expuesta porque como ya decimos, lo más probable es que se deslizara por toda la cornisa cantábrica para poco a poco irse por Francia a la vez que iba perdiendo fuelle. Os vamos a explicar el porqué de éste mapa volviendo a poner una imagen que os pusimos antes y que posiblemente muchos de vosotros, no observarais antes el detalle que a continuación os vamos a describir:

Fuente de la imagen: Manuel Palomares, Jefe Servicio de Relaciones Internacionales de AEMET

Ahora que os lo resaltamos el mapa quizá lo veáis, hemos de reconocer que nosotros en la charla a primera vista no nos dimos cuenta tampoco y ésto al igual que la foto 4 que comentabamos anteriormente es debido a que éstos mapas son proporcionados en la época por el Servicio Británico de Meteorología que por aquel entonces, estaba en guerra con Alemania, por lo que esas líneas discontínuas demuestran que esa información estaba censurada incluso para países limítrofes como Francia.

Por eso en la foto 4 parece que la borrasca se aleja en línea recta desde el mar Cantábrico hacia las islas británicas cuando lo más probable como comentamos antes, que que se internara en Francia y de ahí al resto del continente.

Con ésta curiosidad cerramos ésta noticia que más bien lo podríamos tratar como archivo histórico, una historia triste reciente de nuestra Comunidad Autónoma en la que la meteorología influyó de forma decisiva a que el incendio fuera mayor de lo que seguramente fuera en caso de no haber estado esa borrasca allí esos días.

Concluimos diciendo que afortunadamente con el paso de los años, todo mejora y una de las cosas que lo ha hecho de manera exponencial es la Agencia Estatal de Meteorología, antiguo INM. Es muy posible que si en aquella época hubieran tenido el servicio que tenemos actualmente, nada de ésto hubiera pasado ya que ahora mismo se puede ver éste tipo de situaciones con antelación y poder dar los avisos correspondientes.

Como vemos una vez más, la meteorología no deja de sorprendernos ni en el pasado como en éste caso ni seguramente, en futuros cercanos.

Esperamos que ésta noticia se difunda lo máximo posible ya que la consideramos de gran interés así que por favor, si os ha gustado, no dejéis de compartirla entre vuestros amigos a través de las redes sociales.

Desde el equipo de MeteoSal.com queremos agradecer especialmente a Manuel Palomares su predisposición para mandarnos parte del material de su charla para poder a través de ésta noticia, hacerlo extensible al resto de la gente que le guste la meteorología y no haya tenido la suerte de escuchar en directo la charla "Historia de la Meteorología". Muchas gracias.

 

Bibliografía:

Fuente de imágenes: Wikipedia, Manuel Palomares,  actual Jefe del Servicio de Relaciones Internacionales de AEMET

Retoque de imágenes: MeteoSal.com

Textos e información de la noticia: Wikipedia, charla de Manuel Palomares, MeteoSal.com

Redacción: MeteoSal.com


El incendio de 1941 en Santander visto desde el punto de vista meteorológico

Actualizado (Jueves, 15 de Diciembre de 2011 13:28)